lunes, 18 de marzo de 2013

Buscar el misterio

Tal vez la literatura es tan atractiva para los niños que sueñan naturalmente con seres imaginarios, con piratas bravíos, con las voces de la luna. Lo que debe mover nuestra mano cuando elegimos una historia para leerle a un niño, es la búsqueda de ese misterio que exploraremos junto a él. Tal vez el niño sea el que descubra el secreto y nos sorprenda con su lucidez. De modo que ingresaremos con él a un cuento, a un poema y, desde adentro mismo del texto, podremos compartir la modesta felicidad que brinda la palabra poética.*




*Blanco Lidia. Leer con placer en la primera infancia. Buenos Aires. Ediciones Novedades Educativas. 2008