miércoles, 3 de abril de 2013

El desafío de aprender a leer

Muchas veces los padres con hijos en edad pre-lectora no saben cómo actuar con los niños en lo referente a la lectura. Por un lado no pueden reprimir las ganas de intentar "avanzar" con ellos en la lectura y se les pide que lean con nosotros. Por otro, tememos interferir con el método de aprendizaje que siguen en su cole.
 
Cómo enseñan a leer en los colegios
A menudo, los colegios no se ciñen a un solo método a la hora de enseñar a leer. Suelen combinar lo mejor de ellos, y varían en función de la edad de los niños. Los métodos pueden clasificarse de la siguiente forma:
  • Método tradicional: consiste en tomar como base los elementos más pequeños del lenguaje escrito -letra, fonema y sílaba- hasta llegar a la palabra, frase o texto. Cada vez se utiliza menos en las escuelas, pero ha sido protagonista de las aulas durante muchos años. Los niños que aprenden con este método leen primero las letras minúsculas y posteriomente las mayúculas.
  • Método global: plantea el aprendizaje al revés. Primero parte del reconocimiento de la palabra hasta llegar a desentrañar sus elementos (sílabas, letras, sonidos). Este sistema trabaja con las palabras apoyándose en las imágenes que las identifican para que el niño comprenda el concepto desde el principio. Es bastante común en las aulas españolas, donde los docentes cuelgan carteles con palabras por toda la clase (nombre de objetos, alimentos, animales y otros, el nombre de cada niño en su mesa o pertenencias, títulos de dibujos...). De este modo, gracias a la memoria visual, para el niño es más fácil relacionar imágenes con letras, palabras e incluso frases completas. En este caso el niño comienza identificando las palabras en mayúsculas para pasar después a conocer su equivalencia en minúscula.
En función de cómo esté aprendiendo nuestro hijo a leer, deberemos seleccionar para él textos en mayúscula o en minúscula. En el caso de elegir textos en minúscula, estos deben ser con letra caligráfica, que es la que reconocen los niños en la escuela.

Cómo ayudar a nuestros hijos a leer
Si queremos apoyar la labor de los docentes desde casa, debemos tener en cuenta estas sencillas pautas:
  • Hablar claro y correctamente al niño.
  • Leer con ellos a diario, tanto cuentos como los trabajos que hayan realizado en clase ese día. Aunque sean capaces de leer solos, debemos seguir leyéndoles como acto de motivación. Mientras lo hacemos, podemos marcar el ritmo narrativo con gestos corporales o sonidos onomatopéyicos.
  • Valorar positivamente sus esfuerzos, nada de críticas.
  • Tener en casa libros, revistas, carteles, catálogos, fichas, periódicos...
  • Seleccionar lecturas adecuadas según el rango de edad.
  • No presionarle ni tampoco comparar entre hermanos o amigos, respetando el proceso natural de cada uno.
  • Facilitar el material requerido en el colegio para realizar ejercicios de lectura, dibujo, manualidades, etc.
  • Visitar la biblioteca o librerías e implicarle en la elección de títulos para leer.
  • Proyectar en casa material audiovisual (DVD, vídeos, montajes de música e imagen) relacionado con cuentos infantiles.
Fuente: literaturasm.com